Acaba de finalizar la 35 edición de la Copa América de vela con la victoria del equipo Emirates Team New Zealand, en la que hemos podido ver barcos que literalmente vuelan sobre el agua, alcanzando velocidades nunca vistas antes.

Esto se ha conseguido gracias a la introducción, desde 2013, de la innovación del “foiling” en la competición.

¿En qué consiste el “foiling“? En unas delgadas láminas que están bajo el casco de los catamaranes, de forma que cuando este aumenta su velocidad, hacen que el casco se levante por encima del agua.

Al reducirse la superficie de contacto con el agua, disminuye el rozamiento y aumenta la velocidad, pudiendo llegar a doblarse la velocidad del viento que empuja las velas (se han llegado a alcanzar los 65 nudos con barcos experimentales, ¡¡unos 120 km/!!)