7 minutos

Como muchos ya sabéis, Snapchat, la aplicación de mensajería que triunfa entre los más jóvenes y que Facebook quiso comprar en su día por 3.000 mill. $, vale hoy 20.000 mill. $ en bolsa y mantiene crecimientos del 50% anual. Porque “una imagen vale más que mil palabras”, ¿verdad Mark Zuckerberg?

Amazon, por su parte, se ha hecho el rey de la venta online y tiene una valoración bursátil de más de 330.000 mill. $…una cifra inasumible (por intentar ponerlo en contexto: es mayor que el PIB de España en el 1er trimestre de 2016, que fue de 274.817 mill. €)

El nuevo modelo de Tesla, el Tesla 3 que no estará listo hasta 2017, en su lanzamiento en marzo pasado captó 198.000 reservas en 24 hs, ¡previa señal de 1.000 $!

Por su parte, McDonald’s inventó la comida rápida, pero ignoró los hábitos de la población hacia una comida más saludable. Blackberry nos mostró el mercado de los smartphones, pero ignoró la mayor usabilidad de la pantalla táctil y el mercado de las apps.

O la mítica Kodak, que inventó la fotografía moderna con la cámara personal, y también inventó la cámara digital allá por ¡1975! Pero ignoró, muy conscientemente (porque chocaba con las boyantes ventas de su negocio analógico) la evolución de los usuarios hacia la fotografía digital.

 

2 mensajes clave

  • Si ignoras las tendencias corres el riesgo de que te pasen por encima.
  • En una situación de mercado competitiva, las empresas tienen que adaptarse a lo que demandan sus clientes…O, mejor aún, sorprenderles en la línea de lo que ellos desean (que viene representando por las tendencias)

Es obvio que hoy en día resulta clave estar informado de las últimas tendencias de consumo (y tecnológicas*). Y, a ser posible, utilizarlas para innovar, dando respuesta a carencias o frustraciones de los clientes.

Veamos cómo están evolucionando las principales 5 tendencias, que ya hemos introducido en algún post anterior.

 

5 tendencias de consumo clave en 2016

 

1. Auto-mejora

Es una tendencia que responde al muy humano deseo de la mejora continua. Esta tendencia ha recibido un gran impulso gracias al uso de los dispositivos móviles. Lo novedoso de ella en 2016, es el uso creciente de la realidad virtual, que permite experiencias inmersivas realmente interesantes que ahora ya sí empiezan a merecer la pena.

Mediante el uso de dispositivos como HTC Vice, Oculus Rift o Playstation VR, se están desarrollando aparatos como Icaros, de la empresa germana Hyve, una estación de trabajo que permite hacer ejercicios de musculación mientras vuelas a través de paisajes virtuales.

Un dato: el gasto del consumidor en HW y SW de realidad virtual pasará de 104 mill $ en 2014 a 22.000 mill en 2020. Se multiplicará por más de 200 en 6 años.

Hablando de realidad virtual: tenemos el reciente caso de PokemonGo, que aparenta ser la primera “serpiente de verano”, app lanzada el pasado 6 de Julio y que ya es la más descargada del mundo, un mérito teniendo en cuenta que no ha estado disponible hasta hace muy pocos días en la mayoría de países, y que ha conseguido aumentar la valoración de las acciones de Nintendo en un ¡90%!

5 tendencias_ Pokemon Go sube las acciones de Nintendo

¿Puedes imaginar alguna forma de usar la realidad virtual para ayudar a tus clientes a ser mejores?

 

2. ¡A su servicio!

Nos habla de la inevitable tendencia a desarrollar marcas cada vez más serviciales con sus clientes.

¿Por qué? Muy sencillo, por el exceso de oferta que se da en casi todos los sectores. De hecho, si te das cuenta, las únicas empresas que tienen un mal servicio son aquellas que tienen detrás un monopolio o un oligopolio (dominio de unos pocos que se ponen de acuerdo de forma habitual para manipular las condiciones de su mercado).

Hoy más que nunca tiene sentido el dicho de origen chino: “Si no sabes sonreír, no abras un negocio”.

Esta tendencia en 2016 cristaliza en unos consumidores que no necesitan que las marcas con las que interactúan estén presentes, todo el tiempo, en todos los canales.

No necesitamos (o sí, depende de qué) que estén todas en Linkedin, Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, etc. Optamos por aquellas marcas inteligentes que utilizan los nuevos canales para estar allí, cómo y cuándo los necesitamos.

Incluso aunque no lo sepamos, como por ejemplo Durex, que en Francia lanzó una ocurrente y divertida campaña que se dedicaba a rastrear símbolos de corazones rotos en Twitter para proponer emparejamientos entre estos usuarios. Porque un estudio que manejan en la compañía, demuestra que los corazones rotos tienen más sexo, y claro, eso a ellos les va muy bien.

5 tendencias _ campaña de Durex en Twitter

¿Conoces cuáles son los canales por los que prefieren interactuar contigo los clientes? Más importante aún: ¿estás potenciándolos en este momento?

 

3. Marcas humanas

Los consumidores cada vez demandan marcas con más significado, personalidad y humanidad. Marcas que demuestran un compromiso profundo con valores humanos como la generosidad o la solidaridad, o con causas sociales importantes.

O que incluso muestras sus imperfecciones, para ser más queridas por ellos: porque si no hay persona perfecta, no puede haber marca perfecta tampoco, ¿verdad?

En el ámbito de las causas sociales, un caso que me encanta, por lo sencillo e ingenioso, es la iniciativa del equipo de fútbol brasileño Vitoria, cuya camiseta tiene rayas horizontales negras y rojas. En 2012, cambiaron el color de las rayas a blancas y negras para promocionar la donación de sangre entre sus seguidores: cuanta más sangre iban donando, más rayas iban pasando del blanco, de nuevo, al rojo, su color original.

5 tendencias _ equipo de futbol de Brazil dona sangre campaña

En 2016, la evolución de esta tendencia de hacer más humanas a las marcas, nos lleva a un aumento de las valoraciones en dos direcciones: no solo los clientes valoran a sus proveedores, sino que estos también valoran a sus clientes. Esta doble valoración, sin duda, puede suponer una mejor experiencia para todos.

Por ejemplo, en la cadena de cafeterías británicas Pret, el personal tiene un presupuesto disponible para invitar a sus clientes favoritos con café gratis. O la cadena australiana Art Series Hotel Group, que ha mejorado ostensiblemente los hurtos y desperfectos en sus hoteles gracias a su exitosa campaña Reverse Reviews en la que, si los clientes permitían ser valorados por los trabajadores del hotel, recibían descuentos.

¿Qué cosas crees que podrías valorar de tus clientes para conseguir una mejor experiencia compartida para todos? Sin duda arriesgado, pero puede merecer la pena.

 

4. Caos de precios

La estrategia de ofrecer más y mejor de todas las empresas, ha llevado a un exceso de promociones, ofertas y descuentos en múltiples canales, contribuyendo a una mayor resonancia aún, todos los nuevos canales que ha promovido Internet: email, redes sociales, etc.

A pesar de la saturación, el consumidor, como buen ciudadano capitalista, sigue teniendo el deseo irresistible de encontrar ofertas y gangas. Lo que pueden hacer las empresas es tratar de ayudar a los clientes a encontrar más fácilmente las gangas que les interesan.

En todo caso, hoy para intentar manejar esa alocada carrera hacia lo gratis, las empresas están tratando de ofrecer nuevas perspectivas a sus clientes: presentando un producto diferente o tratando de conseguir una mejor percepción y aprecio del valor ofrecido.

La cadena de cafeterías Ziferblat cobra por el tiempo que estás en la cafetería y no por el producto que consumes (3 peniques por minuto). O la compañía de teatro catalana Teatre Neu, que no cobra a los espectadores por entrar a sus comedias, pero sí por las risas, utilizando un sistema de pago por risas: 30 cents por risa, como podéis ver en este vídeo. Esto parece que puede asegurar más la calidad de la oferta ¿no?

5 tendencias _ cafeteria Ziferblat cobra por el tiempo

¿Has pensado en nuevas formas de presentar tu precio o de poner en valor tu oferta?

 

5. Tecnología alrededor

Hay cada vez más objetos conectados, entre sí, a través de Internet, que nos cuidan (hablamos, por supuesto, de IoT – Internet of Things o Internet de las Cosas)

Estos objetos son símbolos de estatus porque nos facilitan la vida y suelen tener un mejor impacto social y medioambiental. Por ejemplo, el operador de trenes suecos Stockholmstag (como algunas aerolíneas), analiza “big data” de forma permanente, para anticipar retrasos de trenes horas antes de que ocurran y así notificárselo a los pasajeros.

La evolución de la “tecnología que nos cuida” en 2016 busca aprovechar más el machine learning y la inteligencia artificial para ayudarnos a tomar mejores decisiones.

(“Machine learning”, literalmente, aprendizaje de máquina, gracias al cual no necesitamos enseñar a los ordenadores cómo hacer tareas complejas, como una traducción o un reconocimiento de imagen, sino que aprenden ellos mismos, automáticamente, usando complejas estructuras matemáticas llamadas redes neuronales que identifican patrones a partir del análisis de inmensas cantidades de datos).

La empresa Elemental Paths ha lanzado una serie de juguetes educativos inteligentes para niños de 5 a 9 años llamada Cognitoys, que aprenden de su relación con el niño y crecen con él: responden a sus preguntas y les cuentan historias, adaptadas a su edad, pero su personalidad y madurez evoluciona, a medida que lo hace el niño. Se ha financiado en Kickstarter mediante las donaciones de más de 2.256 personas.

5 tendencias _ juguetes inteligentes Cognitoys

¿Estás pensando cómo el machine learning y la computación cognitiva puede ayudar a tomar mejores decisiones a tus clientes o en tu propia empresa?

 

Esperamos que esta pequeña muestra de la evolución de las 5 tendencias te resulte interesante: si deseas más detalle sobre las tendencias de consumo, puedes solicitarnos sin compromiso un presupuesto para hacer un taller In-Company donde te hablaremos de más de 10 tendencias que pueden estar impactando ahora mismo a tu empresa, y que utilizaremos para generar, en el mismo taller, ideas innovadoras en tus principales negocios.

 

Más info en: info@sastre-asociados.com

Nota: las tendencias tecnológicas nos ofrecen posibilidades, las tendencias de consumo nos dicen qué desean los consumidores. Evidentemente, el mayor acierto es ofrecer mediante nuestro negocio una solución en la intersección de ambas, las tendencias de consumo y las tecnológicas.