2 minutos

Recién llegado de Chile de ofrecer durante 15 días unos talleres de formación y consultoría a profesionales de la innovación y empresas participantes en un interasantísimo proyecto (Region innovadora del Gobierno Regional de Valparaíso) saco dos conclusiones a bote pronto:

¿Nos pasarán por la derecha?

1ª/ Hay un gran interés por la innovación en Chile y por lo que sé, podríamos extenderlo a otros países de Sudamérica aunque obviamente con matices.

Atención: porque las empresas de estos países no se van a conformar con ser empresas de segunda categoría, haciendo aquello que no pueden/quieren hacer las empresas de los países (supuestamente) desarrollados, por cuestiones de costes o salubridad… Exactamente igual que los chinos y otros emergentes.

Están innovando, quieren innovar más y se están preparando, aprendiendo y practicando con herramientas y métodos de primer nivel. Aviso serio para navegantes europeos. Apuesto a que en poco tiempo vamos a oir hablar de muchas más empresas latinoamericanas innovadoras exportando en Europa.

Hay que expandirse

2º/ Considero los contactos hechos allí valiosísimos por dos motivos: en primer lugar se trata de gente muy profesional y atrevida, lo que se cuadra bien con lo que me gusta de las personas con las que trabajo.

Y dos porque hablando en términos de redes de contactos profesionales (como Linkedin), creo que resultan muchísimo más interesantes los contactos más alejados (geográficamente, pero también sectorialmente o en los distintos ámbitos de conocimiento) que los contactos más próximos.

Estos aportan muy poco a nuestra red, al menos a la más próxima y por tanto más abundante, por trillados, porque los compartimos «todos con todos» dentro de nuestro entorno habitual.

Una red profesional está, creo, para aportar nuevos contactos de interés a nuestros contactos ya existentes, no para coleccionar cromos. Por ejemplo alguien que quiere ser introducido en una empresa donde yo dispongo de contactos directos…

No entiendo como algunos aceptan con bastante frecuencia contactos de personas desconocidas a las que no podrán – o no deberían – recomendar nunca ya que no las conocen!! Bueno, sí entiendo que quieran tener un gran número de contactos (+ 500) para mostrárselo a los demás, pero esto por sí solo es irrelevante para la que creo es la principal ventaja de una red de estas características.

Fly Chile

Acabo simplemente diciendo que no sabemos lo que nos perdemos por allí a nivel humano y turístico. Yo era el primero, claro.