3 minutos
  Este es el credo de los US Navy Seals traducido a español:

En tiempos de guerra o incertidumbre, hay una clase especial de guerrero listo para responder a la llamada de nuestra nación. Un hombre normal con un deseo inusual de tener éxito. Forjado por la adversidad, forma parte de las mejores fuerzas de operaciones especiales de los Estados Unidos, para servir a su país, al pueblo americano y proteger su forma de vida. Yo soy ese hombre.

 

Mi Tridente es un símbolo de honor y patria. Me ha sido otorgado por los héroes que me precedieron y encarna la confianza de quienes he jurado proteger. Al portar el Tridente, acepto la responsabilidad de mi profesión y el estilo de vida elegido. Es un privilegio que debo ganarme cada día.

 

Mi lealtad para con mi país y el equipo es inquebrantable. Sirvo humildemente como guardián de mis compatriotas estadounidenses, siempre listo para defender a aquellos que no se pueden defender. No doy publicidad a la naturaleza de mi labor, ni busco reconocimiento por mis acciones. Acepto voluntariamente los riesgos inherentes a mi profesión y pongo el bienestar y la seguridad de los demás por delante de los míos.

 

Sirvo con honor dentro y fuera del campo de batalla. La capacidad para controlar mis emociones y mis actos, cualesquiera que sean las circunstancias, me hace diferente al resto de los hombres. Mi norma es la inflexible integridad. Mi carácter y mi honor son firmes. Mi vínculo es mi palabra.

 

Esperamos mandar y obedecer. Si no hay órdenes, tomaré el mando, dirigiré a mis compañeros de equipo y llevaré a cabo la misión. Lidero mediante el ejemplo en cualquier situación.

 

Nunca renunciaré. Persevero y avanzo en la adversidad. Mi nación espera de mí que sea físicamente más duro y mentalmente más fuerte que mis enemigos. Si me derriban, volveré a ponerme en pie cada vez. Recurriré a los últimos restos de aliento para proteger a mis compañeros de equipo y cumplir nuestra misión. Nunca estoy fuera de la lucha.

 

Exigimos disciplina. Esperamos innovación. La vida de mis compañeros y el éxito de nuestra misión depende de mí, de mi capacidad técnica, mi competencia táctica y mi cuidado del detalle. Mi formación nunca está completa.

 

Nos entrenamos para la guerra y luchamos para vencer. Estoy listo para resistir todo tipo de combates con el fin de cumplir mi misión y las metas establecidas por mi país. La ejecución de mis obligaciones será rápida y violenta cuando sea preciso, pero guiada por los mismos principios que defiendo.

 

Hombres valerosos han luchado y muerto construyendo la orgullosa tradición y la temible reputación que estoy obligado a mantener. En las peores condiciones, el legado de mis compañeros refuerza mi resolución y me guía silenciosamente en cada acción. No fallaré.

Quién son los US Navy Seals

credo de los US Seals 1024x660 - Credo de los US Navy Seals

Los Seals son los equipos de Mar, Aire y Tierra de la Armada de los Estados Unidos (en inglés: United States Navy Sea, Air and Land) o SEAL (acrónimo de SEa, Air and Land). Son la principal fuerza de operaciones especiales de la Armada de los Estados Unidos.

Estos equipos se entrenan, planifican y ejecutan sus misiones encuadrados en el Mando de Guerra Naval Especial de los Estados Unidos (NSWC o NAVSOC), el mando de la Armada de los Estados Unidos para las operaciones especiales, y están bajo su dirección. El acrónimo de la unidad (SEAL) hace referencia a su capacidad para operar en mar, aire y tierra; pero es su habilidad para trabajar bajo el agua lo que les diferencia de la mayoría de las demás unidades militares del mundo. Gracias a su vasta experiencia en agua dulce como en el mar, son considerados unos de los cuerpos militares más altamente cualificados y capacitados del mundo. Para poder ser parte de ese gran equipo hay que pasar un entrenamiento y período de selección, donde se trata de llevar a sus miembros hasta el límite físico y psicológico, poniendo a prueba lo bien que puede un hombre trabajar en equipo bajo intensa presión mental y dolor físico. Todo lo relacionado con los SEALs es muy interesante e inspirador. Desde el momento cero se trabaja para enseñarles a ser los mejores compañeros de equipo y para dar lo mejor de ellos mismos en cada tarea, sin buscar reconocimiento, dispuestos a obedecer y a mandar, sirviendo humildemente y con integridad, sin renunciar nunca y comprometiéndose a no fallar…especialmente, a los que sirvieron antes que ellos. Un ejemplo inspirador de cómo integrar en un texto que sigue un hilo narrativo los valores que rigen a un grupo de personas y que determinan de forma inequívoca su cultura. Demasiadas veces podemos ver listas de valores de empresas que parecen estar comprados al peso, sin otro afán que poner los «sabores de moda», nos tememos, que con escasa o nula implicación con ellos por parte de quienes tienen que vivirlos: los trabajadores.