< 1 minuto

Una escena increíble de Al Pacino en la película Any Given Sunday (Un domingo cualquiera), sobre fútbol americano. Es uno de los mejores discursos de motivación que hemos escuchado, de principio a fin, y además lo hace absolutamente real (está en inglés, con subtítulos). La música también es muy buena…