5 minutos

En la industria de la moda, los canales de distribución son cada vez más largos, pero al mismo tiempo los productos tienen ciclos de vida más cortos: la moda rápida, la inmediatez, obliga a la continua mejora e innovación en producción y logística.

Para innovar en un sector tan saturado como este, ha sido fundamental poner los ojos en la cadena de suministro. Zara (marca del Grupo Inditex, que incluye otras como Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe), sin duda, lo tiene resuelto. La marca está presente alrededor del mundo con más de 2.000 tiendas y este liderazgo lo ha conseguido, en buena parte, gracias a la incorporación de innovaciones en sus procesos de fabricación y logística.

Su sistema es bastante complejo, los almacenes disponen de enormes silos para guardar y diferenciar las prendas por modelo, talla y color. Un complejo mecanismo automatizado permite que desde unos pocos centros logísticos (el principal, en Arteixo en La Coruña) viajen las prendas a las tiendas de la marca en todo el mundo.

Se distribuyen los productos dos veces por semana, asegurando así que la oferta en las tiendas se renueve constantemente. La frecuencia con la que llegan las prendas a las tiendas es la misma, no importa si están en Tokio o Nueva York.

 

Centralización

El rasgo diferenciador es el de la centralización que, partiendo desde Arteixo, cuyo centro de distribución es el corazón del sistema logístico, actúa de intermediario entre las fábricas y las tiendas de todo el mundo. Su modelo de producciones cortas hace que el stock se vaya renovando continuamente.

La sede principal se complementa con otros centros de menor tamaño ubicados en diferentes países y con operadores logísticos externos que realizan procedimientos de distribución de volumen reducido.

Esto hace que Zara pueda conseguir el mínimo tiempo de entrega y disponibilidad de todo el catálogo para sus tiendas en cualquier parte del mundo, siendo estas quienes deciden lo que les tienen que aprovisionar para vender y también quienes realizan continuos ejercicios de investigación de mercado para disponer de un conocimiento profundo de los gustos y las tendencias de compra locales para tomar de forma óptima esas decisiones.

 

Reducir al mínimo el reabastecimiento

Zara emplea una integración total de todas las partes de la cadena de suministro. Esto se hace con el fin de minimizar el tiempo de reabastecimiento; así tienen la capacidad de contar con la información exhaustiva de las existencias de inventarios en tiempo real de cada tienda, con la finalidad de garantizar la disponibilidad del producto en tiempo, lugar y forma en cualquier parte de su extensa red de tiendas.

Imagen6 1 - Ejemplo de innovación logística: Caso Zara

Aprovisionamiento de proximidad y colaboración  

El objetivo primordial es el de minimizar los tiempos de entrega de la mercancía a los puntos de venta por lo que su estrategia, en cuanto a los proveedores, podría resumirse en dos palabras: proximidad y colaboración. De este modo pueden garantizar la agilidad en la distribución.

Alrededor del 57% de su producción se realiza en países cercanos, como Portugal, Turquía y Marruecos, lugares que combinan bajos costes con una corta distancia a la casa matriz. Aunque no sea la mano de obra más barata del mundo, la marca se asegura de tener mayor control gracias a la proximidad.

 

Respuesta ágil a las necesidades del mercado

El proceso empleado en la cadena de suministro de Zara ha hecho posible el concepto de “moda rápida”: un proceso que se inicia desde el propio diseño de la ropa hasta la compra final por el consumidor y que se ha visto reducido a un tiempo menor que en cualquier otra compañía. De esta forma, la cadena suministra una mayor variedad a sus clientes y puede vender exactamente lo que está pidiendo el mercado en cada momento. Así, los almacenes de las tiendas no acumulan existencias, pudiendo destinar prácticamente toda la superficie de sus establecimientos a la venta.

Los tiempos de espera son mínimos y las roturas de stock se reducen. Los centros logísticos actúan de conexión entre tiendas y fábricas, permitiendo, por un lado, un rápido flujo de información desde las primeras hasta las segundas, y por otro, un rápido flujo de mercancías desde las segundas hasta las primeras.

El sistema de “órdenes y entregas” de mercancías permite una muy eficiente implantación de un sistema “just in time”, gracias al cual las tiendas disponen de un stock mínimo de mercancías, reduciéndose así sus costes de almacenamiento e inventario.

Imagen7 1 - Ejemplo de innovación logística: Caso Zara

Alta inversión y uso de tecnología  

La inversión en tecnología ha acelerado la mejora de varios procesos en Zara como, por ejemplo, la trazabilidad de los pedidos, considerada de máxima importancia ya que se trata de saber el estado y el punto exacto en el que se encuentran los productos en todo momento. Todo este proceso logístico no sería posible sin el apoyo de tecnología que permita disponer de información en tiempo real.

Es por esto, también, que las tiendas gestionan un stock integrado, idéntico tanto para las tiendas físicas como para la venta online, simplificando así la cadena logística, de forma que se pueden servir los pedidos online desde la propia tienda sin necesidad de contar con otro inventario aparte. Para ello, han implementado un sistema de identificación de los productos por radiofrecuencia (RFID), que permite obtener esta información en tiempo real.

 

Eficiencia y reducción de costes

La centralización y la optimización de procesos se refleja en un menor número de despilfarros en la cadena, traduciéndose en una reducción de costes importante.

Existen mejoras en el proceso que incrementan considerablemente la velocidad de tránsito, almacenamiento y recogida de cajas gracias al uso de la tecnología. También han perfeccionado el tamaño del paquete de cada envío y han optimizado la distribución europea mediante la logística inversa, para centralizar las devoluciones en España y evitar que los camiones vuelvan vacíos y mantener la estrategia de reducción de costes.

 

Ejes de valor de la innovación de Zara

Utilizando nuestra metodología de Innovar sobre 3 ejes, detectamos tres pilares fundamentales que permiten a Zara ofrecer a sus clientes una propuesta de valor claramente diferenciada. Y estos pilares fundamentales solo son posibles gracias a su innovador y único, en su día, proceso logístico, que es donde reside la verdadera innovación de Zara.

Autonomia Independencia - Ejemplo de innovación logística: Caso Zara