< 1 minuto

Hace poco hemos vuelto de Chile de una estancia de 3 semanas de trabajo de formación y consultoría en las que hemos tenido la ocasión de conocer la realidad de la innovación en el país así como sus magníficos paisajes y gentes.

El programa en el que hemos participado (Región Innovadora), organizado por el Gobierno de Valparaíso, junto a la institución chilena que aglutina las ayudas a la innovación empresarial – CORFO – y con el apoyo técnico de la Universidad Técnica Federico Santa María de Valparaíso, presenta un indudable interés:

Está formando a más de 50 expertos en innovación (Agentes de Innovación Empresarial) que están conociendo y poniendo en marcha las mejores prácticas y métodos que existen en la actualidad para innovar en las empresas.

Estos agentes están incorporados en otras tantas pymes, que se han ofrecido a participar en el programa para implantar estas técnicas en sus organizaciones y desarrollar proyectos innovadores que, si finalmente son considerados como tales por las instituciones organizadoras, recibirán un importante apoyo financiero.

Las empresas pertenecen a los más diversos sectores: agroalimentario, manufactura, restauración, hostelería, ingenierías, software, agencias de viajes, etc. Por supuesto también está presente la cada vez más importante industria vinícola chilena

Este es un programa completamente novedoso en Chile que está siendo observado con mucho interés por otras regiones para la posibilidad de implantarlo en las empresas de su ámbito. Si es así, y tiene continuidad el programa, tanto en Valparaíso como en otras regiones, no dudamos que Chile pronto será conocido no solo por su paisaje y gentes sino también por el empuje innovador de sus empresas. Cuestión de tiempo.