INTERNACIONALIZACIÓN

Internacionalización de empresas

internacionalizacion - INTERNACIONALIZACIÓN

En una competición global como la vivimos, las empresas se enfrentan a competidores procedentes de cualquier parte del mundo que irrumpen en los negocios tradicionales aportando nuevas propuestas de valor y ganando cuota de mercado.

En este contexto, la Internacionalización se ha convertido en una necesidad irreversible para la empresa por cuatro motivos fundamentales:

 

  1. Crecimiento — la Internacionalización empresarial supone ampliar los mercados de la empresa y, por tanto, aumentar su volumen de negocio.
  2. Competitividad — la Internacionalización es una vía para aumentar la competitividad de la empresa por factores como:
    • Permite la reducción de los costes de suministro a través de los mercados globales.
    • Se genera un aumento del volumen de producción derivado de la exportación que a su vez permitirá obtener mejores precios y condiciones de negociación con proveedores.
    • Supone adaptarse a la disciplina de los mercados internacionales, mejorando la eficiencia y la innovación en los procesos de gestión y organización.
    • Facilita el aprendizaje de empresas de otros países pudiendo aplicar dichas enseñanzas y convertirlas en mejoras y ventajas competitivas para la propia empresa.
  3. Diversificación de mercados — la Internacionalización empresarial permite diversificar los mercados y los riesgos intrínsecos a cada uno de ellos. En momentos de crisis en los mercados domésticos, la exportación suele tirar de la empresa y compensar las pérdidas.
  4. Asegurarse inputs para la producción — la Internacionalización es la vía para garantizar el suministro de los bienes necesarios para mantener su producción.

Consultoría de Internacionalización para empresas

En Sastre & Asociados contamos con un equipo de consultores especializados en Internacionalización y comercio exterior a través del cual ayudamos a las empresas a preparar una oferta potente, y a la medida de sus capacidades, para salir al exterior centrando siempre su esfuerzo en negocios y países concretos para aumentar así las probabilidades de éxito.

Nuestro servicio de Internacionalización consiste en realizar una reflexión estratégica orientada a identificar los mercados más interesantes para internacionalizar la empresa y desarrollar propuestas de valor ganadoras en ellos con un plan de actuación para poner en marcha a corto y medio plazo.

En aquellos casos en los que el cliente está totalmente convencido de que quiere vender o prestar sus servicios en otros países y conquistar nuevos mercados, hacemos una completa reflexión estratégica analizando los mercados exteriores que presentan más oportunidades a la empresa.

A partir de esta primera fase, elaboramos un plan con las acciones más importantes a implementar en los siguientes 100 días y dejamos esbozadas las actuaciones para los futuros 12 meses.

¿A quién va dirigido el servicio de Internacionalización de empresas?

A aquellas empresas interesadas en ampliar y consolidar su actividad en mercados internacionales que puedan apreciar la oferta diferenciada que la empresa será capaz de proponer en ellos.

Ventajas y beneficios de la Internacionalización

El servicio de Internacionalización que ofrecemos en Sastre & Asociados a nuestros clientes supone una ayuda al crecimiento orgánico de sus mercados tradicionales porque contribuye a mitigar sus riesgos al repartir sus ventas en diferentes mercados con diferentes coyunturas económicas y porque exige a la empresa hacerse más competitiva y profesional.

En los últimos años son cada vez más las empresas españolas que deciden dar el salto al exterior implantando estrategias de Internacionalización que les permitan comercializar sus productos o servicios más allá de nuestras fronteras.

Entre las principales ventajas de la Internacionalización que motivan estos planes destacan las siguientes:

  • Aumento de la cuota de mercado e incremento de las ventas. Con la apertura de nuevos mercados se amplía la cartera de clientes y con ello el volumen de facturación de la compañía.
  •  Reducción de los costes, tanto a nivel de suministro y materias primas como a nivel de producción aprovechando las llamadas economías de escala.
  • Diversificación del riesgo al no depender únicamente del mercado local y los clientes habituales. Tener presencia en diferentes mercados permite a las compañías resistir mejor los ciclos económicos adversos.
  •  Experiencia y conocimiento. La Internacionalización proporciona a la empresa un mayor conocimiento del consumidor y de los competidores gracias al cual es posible conseguir una ventaja competitiva aplicable tanto para el mercado local como en el exterior.
  • Competitividad. Las empresas con presencia internacional suelen ser más competitivas tanto por la optimización de costes como por las metodologías y procesos adquiridos durante el proceso, que las obliga a innovar y a mejorar sus eficiencia de forma constante.
  • Marca. La Internacionalización facilita el desarrollo y posicionamiento de la marca de la empresa y la asocia a valores como crecimiento, decisión o valentía

Proceso / Fases de la Internacionalización

Ante todo, es necesario tener en cuenta que le proceso de internacionalización supone un gran esfuerzo y un trabajo intenso de planificación y estrategia. Tal y como hemos avanzado anteriormente, para que nuestra estrategia de Internacionalización alcance el éxito es necesario avanzar por una serie de fases:

  • Análisis interno — ¿está la empresa preparada para dar el salto a mercados internacionales? ¿dispone de capacidad productiva para abastecer esta nueva demanda? ¿existe suficiente capacidad financiera para asumir los costes de internacionalización?
  • Recursos en la empresa para crear un departamento de exportación — se requiere destinar recursos para crear un área de exportación que gestione la labor de la empresa en el extranjero incluyendo gestión de pedidos, atención a clientes, promoción en ferias y eventos internacionales, etc.
  • Apuesta firme por la innovación — para ser competitivos en el exterior es necesario apostar por la innovación en cualquiera de sus aplicaciones: producto, packaging, sistemas de pago, atención al cliente, promoción…
  • Estudio de mercados objetivo — es fundamental realizar un profundo análisis de los factores sociales, económicos, políticos, culturales o legales de cada país al que nos propongamos exportar, analizando las particularidades de cada uno y estudiando detenidamente las posibles barreras de entrada que nos podamos encontrar.
  • Canal de venta y comercialización — ¿se requiere la presencia física en cada uno de los mercados donde vamos a operar o es suficiente con una potente presencia online? Cada caso conllevará una serie de costes que tienen que analizarse previamente para analizar la viabilidad de la distribución y comercialización de nuestros productos.
  • Promoción internacional — será necesario hacer un estudio previo de la estrategia de marketing global y local para cada mercado, estudiando los factores socioculturales que puedan determinar un cambio en la comunicación de cada mercado, los canales más efectivos etc.. con el fin de llegar a los clientes potenciales de la mejor forma posible.
  • Inversión en internacionalización — la internacionalización requiere, más allá de los primeros pasos para dar el salto a nuevos mercados, una inversión constante que permita a la compañía mantenerse y seguir compitiendo en los nuevos mercados y afrontar con éxito los retos que vayan surgiendo en cada uno de ellos.

Estrategias de internacionalización

Existen diferentes formas de abordar la internacionalización de las empresas. Es lo que se conoce como las estrategias de internacionalización.

Elegir una u otra dependerá de los estudios y análisis realizados en las primeras etapas del proceso que determinarán aspectos fundamentales como el tipo de mercado, las posibilidades de la empresa en el nuevo entorno internacional, la competitividad, los precios, las normas fiscales etc. entre otros muchos más.

Entre las estrategias de internacionalización más comunes solemos encontrar:

  • Exportación directa: Suele ser la fórmula más utilizada para las empresas en las primeras fases de internacionalización. Es el sistema más sencillo para iniciar una actividad internacional con los recursos propios.
  • Inversiones: A través de filiales o a través de la adquisición de terceras empresas con una presencia consolidada en los países objetivo.
  • Franquicias y licencias: Se trata de sistemas a través de los cuales se cede a otras empresas el uso de la marca, patente, know-how etc… de la compañía a cambio de comisiones, fees o royalties.

HAN CONFIADO EN NOSOTROS

LO QUE DICEN DE NOSOTROS

CUÉNTANOS TU CASO PARTICULAR Y DÉJANOS ACONSEJARTE

Contacta con nosotros

He leído y acepto la Política de Privacidad

5 + 11 =

¿Porqué hay una suma junto al botón de enviar?

Se trata de un método para evitar el spam. Resolviendo la sencilla suma antes de pulsar “enviar” podremos comprobar que eres un humano.