1 minuto

Buenísimo monólogo en el que el genial Berto Romero nos recomienda hacer esta innovadora inversión, ya que la tinta es el nuevo oro.

Por eso, nuestro consejo también es: ¡Invierte en calamares!