2 minutos

La oportunidad en el lenguaje

Creo que algunas empresas (no todas, por una cuestión de mentalidad) tienen una excelente oportunidad de destacarse en esta vertiginosa ola 2.0 que nos lleva a todos y que a alguno ya lo está engullendo.

Se trata de usar un lenguaje diferente, más próximo al del consumidor, que por cierto es cada vez más usuario de Internet y de sus redes sociales. En las que se expresa con un lenguaje coloquial, crudo y directo.

Manos_lenguaje_con_las

Las empresas, sus webs, tienen en su inmensa mayoría un lenguaje (e imagen) serio, tradicional, previsible y aburrido que no genera el menor atractivo para engancharnos a leer lo que pone o ver lo que sale (algunos se dedican a hacer rankings sobre ello;). Máxime cuando estamos rodeados de una superabundancia informativa (el tema del e-mail empieza a ser muy serio)

¿Dónde está la oportunidad? En tratar de acercar nuestro lenguaje empresarial, siempre con respeto y dentro de unas limitaciones, al lenguaje “real” de nuestros clientes internautas. Pero la oportunidad no solo está en nuestro lenguaje sino también en nuestros contenidos.

Oportunidad en el contenido, también

¿En qué sentido? En el sentido de ofrecerles contenidos de interés para su forma y estilo de vida. Obviamente esto requiere dirigirse a un público objetivo específico o segmentar pero que muy bien las comunicaciones (¿varias webs?, ¿presencia diferente en distintas redes, foros… en función de la presencia en ellos de nuestros distintos grupos de interés?)

En una palabra, dar nuestra opinión sobre asuntos de actualidad que les puedan interesar: desde las distintas calidades de los neumáticos y los problemas que podemos tener con ellos (si en nuestra web vendemos motocicletas) a lo que pensamos sobre la ineficacia de los gobiernos para poner en marcha reformas que resuelvan la actual y eviten nuevas crisis.

Está claro que generar contenido con opinión no va a gustar a todo el mundo. Pero más vale ganarnos el respeto de unos cuantos que la indiferencia de la mayoría…. Lo que sea con tal de no aburrir a la gente, que por cierto hoy está deseando más que nunca que le ofrezcan diversión.

triciclo

Por último, el formato. Esto es importante. Vamos hacia formatos mucho más visuales e intuitivos (un ejemplo que me encanta es cómo se crean los personajes – los mii – de la consola Wii de Nintendo), con un mayor uso del vídeo porque es mucho más directo, transparente, sencillo….y, sobre todo, requiere a la gente menos esfuerzo que leer un texto. Pero por favor, no videos corporativos al uso (infumables) sino cosas atractivas y apasionantes que la gente DESEE poner en su muro de Facebook, twittear o reenviar a sus amigos y conocidos…

Veremos próximamente mucho más video y menos texto, del que hoy están ineficazmente llenas nuestras páginas corporativas.