1 minuto

Volkswagen tuvo hace unos años una divertida iniciativa que denominó The Fun Theory (la Teoría de la Diversión), con la que se proponía conseguir retos, haciendo que la gente se lo pasara bien. Sirvió como ejemplo este vídeode la escalera piano para hacer que la gente usara más las escaleras a pie que las mecánicas. ¡Y funcionó!

En este enlace está el vídeo ganador del concurso, una lotería en la que participan todos aquellos que cumplan con el límite de velocidad. ¿Quienes financian el premio? Los que infringen el límite, mediante el importe de sus multas. ¡Y funcionó! El experimento se puso en marcha en Estocolmo (Suecia) y se consiguió una reducción de velocidad del 22%.

Nada como trabajar la experiencia del usuario y hacer que se lo pase bien u obtenga algún beneficio adicional…