< 1 minuto

En el verano de 2015, Robbie Maddison piloto de motocross y DC Shoes, hicieron historia: ¡hacer surf en una moto!

Este proyecto tardó 3 años en ver la luz ya que el motor tenía que estar completamente sellado para evitar un mal funcionamiento y se necesitaron añadir componentes especiales a la moto como, por ejemplo, un neumático trasero especial para propulsarla o patines en las ruedas para que la moto se mantuviera sobre el agua.

Una vez completado el diseño, Robbie vestido con su casco, botas y guantes de motocross, llevó la moto a Tahití, navegó a toda velocidad con ella y logró surfear las olas del Océano Pacífico casi como un surfista profesional.