2 minutos

Según algunas corrientes de pensamiento económico el modelo capitalista actual es un claro ejemplo de ausencia de una conciencia comunitaria: la ciudadanía no tiene unos valores compartidos.

Por eso ven importante encontrar un modelo económico con rostro humano, en el que los ciudadanos compartan como sociedad un sistema de valores positivos que favorezcan la sostenibilidad.

En la jornada organizada por la Fundación Novessendes en la UJI, pudimos conocer el modelo de la Economía del Bien Común (EBC) donde la medición del éxito económico se orienta hacia el bien común, en su creación y crecimiento.

 modelo-economico-con-rostro-humano

El austriaco Christian Felber, fundador de la EBC y ponente de la jornada, propone un modelo económico y social donde las personas y el medioambiente ocupan el centro del sistema.

La verdadera sostenibilidad se sitúa en la intersección de tres esferas: la esfera económica, la social y la medioambiental. Y en esa intersección se encuentran los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

Los ODS son unos objetivos establecidos por la ONU para el 2030 que se han repartidos en 5 ámbitos:

– Personas: poner fin a la pobreza y al hambre.
– Prosperidad: asegurar que todos puedan disfrutar de una vida prospera.
– Paz: fomentar sociedades pacíficas, justas e incluyentes.
– Alianzas: fortalecer una Alianza Global para el Desarrollo.
– Planeta: proteger el planeta.

En la jornada también participaron varias fundaciones y empresas de la Comunidad Valenciana que aplican la EBC en sus actividades, como por ejemplo nuestro cliente Supernaranjas que ha sido una de las primeras empresas de la Comunidad en redactar el Balance del Bien Común y uno de los promotores de la EBC.

supernaranjas-EBC

 

Como conclusión final podemos afirmar que si trabajas para el Bien Común, trabajas por un futuro sostenible.