Si no tienes aún un proceso definido para innovar ni un equipo responsable…

Te ayudamos a organizar un equipo multidisciplinar para dirigir toda la innovación y a implantar un proceso para innovar súper-eficaz.

Si ya tienes un proceso definido y un equipo responsable…

Te ayudamos a identificar las carencias y principales áreas de mejora, tanto en la organización y gestión del equipo como en el funcionamiento del proceso.

La Innovación Pragmática está diseñada para aquellas empresas que quieren liderar su sector mediante la innovación.

Es una metodología eficaz, probada en múltiples contextos y optimizada al máximo con la que ayudamos a las empresas a mejorar sus resultados globales: ingresos y rentabilidad.

¿Qué tipos de innovación empresarial abordamos?

Si nos referimos a los resultados, generamos proyectos de innovación con nuestros clientes en múltiples ámbitos:

#

El origen de esos proyectos de innovación es diverso:

Retos de cualquier tipo que afronta la empresa

Resolvemos problemas o retos específicos que tiene la empresa mediante talleres de creatividad enfocados. Dos sesiones. 4-5 proyectos para solucionarlos. En 2 semanas.

Necesidades de clientes concretos

Aplicamos la metodología Design Thinking para analizar bien a grupos de clientes concretos e identificar las mejores oportunidades para ofrecerles innovaciones valiosas.

Tendencias de consumo

Utilizamos nuestro método de Innovación sobre 3 ejes © para llevar novedades de otros sectores al nuestro, que muy probablemente darán lugar a innovaciones disruptivas.

Nuevas tecnologías

Analizamos nuevas tecnologías (impresión 3D, blockchain, realidad virtual, inteligencia artificial, etc.) relevantes para la empresa y generamos posibilidades creativas, quedándonos solo con aquellos proyectos de mayor impacto.

Estrategia de la empresa

Aplicamos el proceso completo de nuestra Innovación Pragmática © para obtener proyectos de innovación que ayuden a resolver las principales necesidades estratégicas de la compañía.

La Innovación Pragmática incluye todas las fases de Design Thinking, pero además amplía esta metodología con una fase inicial de alineación con la estrategia, una fase más rigurosa de selección de proyectos y una fase final de extensión de la cultura de innovación.